Guía de Benidorm - Visitas turísticas

DESDE ALFAZ DEL PI HASTA EL MOTGó

Altea

Al lado de L’Alfàs hay otro pueblo famoso por su serenidad y simple belleza: es Altea, la villa blanca. Sus claras casas trepan por la colina que corona la Iglesia Parroquial. La subida hasta la iglesia de cúpula azul puede comenzar en la plaza del Convento para discurrir por calles empinadas hasta la plaza. Ésta es refugio de todo tipo de artistas, una situación que se extiende a todo el pueblo que siempre ha cobijado a muchos creadores. Altea cuenta también con sol y playas, unas playas tranquilas y de aguas límpidas hechas de guijarros en vez de arena y con una calma que la hace especial para los visitantes más tranquilos. Al salir de Altea, dirección a Valencia, nos encontramos con una de las imágenes más famosas de la Costa Blanca: el Peñón de Ifach, en Calpe. Este símbolo geológico del litoral alcanza una altura de 332 metros y hay visitas controladas hasta la cima de la gran piedra, declarada paque natural desde 1987. En Calpe se puede visitar también su interesante casco antiguo, que incluye el Torreó de la Peça y las murallas o bajar a su paseo marítimo a disfrutar de un tranquilo paseo. Es muy atractiva la llegada de los barcos pesqueros por la tarde y la subasta del pescado en la Lonja.

Benissa

Siguiendo por la Nacional 332 accedemos a Benissa, a la que se identifica por su Iglesia, perfectamente iluminada de noche y que ha sido denominada la Catedral de la Marina Alta. Se puede recorrer el pueblo desde el Ayuntamiento, contemplando la magnífica huerta así como el origen del camino que los antiguos ribereros (trabajadores que emigraban de Benissa para la recolección del arroz cerca de Valencia). Las calles cercanas tienen casas con balcones forjados y llenos de flores, estrechas vías poco frecuentadas por donde se puede respirar tranquilidad. Por la zona se puede visitar la Lonja de Contratación, el edificio más antiguo de Benissa y en el que se ubica el Museo Etnográfico. El municipio cuenta con cuatro kilómetros de playas todas recoletas, playas como la Fustera, de arena fina y todo tipo de servicios, o como la Cala Pinets y L’Advocat que mezclan la arena con las rocas.
Castillo de MorairaLimítrofes con el territorio benisero están el municipio de Teulada y su núcleo turístico de Moraira, una zona donde priman las urbanizaciones de chalés pero donde hay terrenos que se conservan para el uso agrícola, especialmente diseñados para el cultivo de la vid, en su variedad de moscatel. Entre los monumentos hay que ver el torreón defensivo que domina la playa de la Ampolla y que se conoce como castillo de Moraira. Teulada es la población interior, agrícola, que conserva también una pequeña vocación pesquera y Moraira es conocida por su actividad turística y por contar con un puerto deportivo. El término de Teulada cuenta con pequeñas calas como la de L’Andrago, Punta Estrella, Cap Blanc y La Cala.

Xàbia

Más al norte está Xàbia, entre los cabos San Antonio y La Nao. Los ataques de los piratas hicieron a los antiguos pobladores adentrarse dos kilómetros de la costa y amurallarse en el actual casco histórico. Dentro del núcleo histórico tenemos el Ayuntamiento, el Mercado de Abastos, el Centro de Cultura y el Museo Arqueológico y Etnológico o la Capilla de Santa Ana. A dos kilómetros del pueblo está la zona marinera y portuaria conocida como las Aduanas del Mar donde destaca la curiosa iglesia de Nuestra Señora de Loreto construida en forma de quilla. Encaminándonos por la carretera hacia la costa se llega a la zona del Arenal donde se levanta el Parador de Turismo de la Costa Blanca y se extiende la Playa del Arenal. El municipio tiene 20 kilómetros de litoral combinando pequeñas calas en un paisaje de mar y montaña y alguna donde se practica el nudismo.

Castillo de Denia

La siguiente población es Dénia, capital de la Marina Alta. También posee un amplio litoral de unos 20 kilómetros con playas como Les Marines, Les Bovetes, Les Devesses y L'Almadrava. En la costa sur está la playa de Les Rotes, muy rocosa y con incomparables paisajes. La ciudad siempre ha vivido muy ligada al mar, con productos que la identifican como su castillo, la gamba roja y por instalaciones como su puerto deportivo. Sobresale su industria naviera pues cuenta con compañías desde las que se embarcan pasajeros hacia las Islas Baleares. Otro de los elementos identificativos es la Sierra del Montgó, entre Dénia y Xàbia. El Parque Natural llama la atención por la altitud que alcanza tan cerca del mar. Los paseos por la sierra nos sumergen en aromas de plantas olorosas mezclados con olores salinos del mar Mediterráneo.

| Quienes somos | Mapa | Privacidad | Aviso legal | Publicidad | Contactanos | Diseño web : iberodesing